15




Rompen las olas;
las huellas de ayer
ya no están



4 comentarios:

  1. Una imagen muy sugerente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. De nuevo gracias José Antonio, Con seguidores así da gusto escribir

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el maridaje de la fotografía con el haiku...

    Un abrazo, Mercedes

    ResponderEliminar
  4. De nuevo gracias Mercedes. El haiku pertenece a un instante al otro lado de la playa... elegí esta foto porque tiene su miga, pertenece a una estatua en honor de la Madre del emigrante.
    En Gijón, rápidamente se bautizan todo este tipo de esculturas, esta en concreto es conocida con el sobre nombre de "la lloca del Rinconín" (la loca del Rinconín- lugar en donde está situada)

    ResponderEliminar

Seguidores