93



Brillan las nubes…
en la rosaleda
detiene su vuelo una urraca



5 comentarios:

  1. ...y los ojos del haijin no solo detienen su vuelo sino que también registran el momento, ¿no, Alberasan?

    Gracias, amigo.

    Desde este frío otoño, un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Como diria uno que yo conozco, mola.

    Me atrevería a decir que es un haiku paralelo al del cuervo de Bashô, pero mucho más colorido. No hay rama seca, hay rosas. No hay tarde oscura de otoño, sino cielo brillante.

    Un abrazo, haijin. :-)

    ResponderEliminar
  3. ana-lili.over-blog.es24/8/12 12:27 a. m.

    ¡Así da gusto detenerse,Alberasan!¡Muy lindos haikus...se te extrañaba(un abrazo)Lilí

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho,gracias por compartir este bello haiku.

    Me alegra volver a verte por el foro y os blogs de los compañeros, espero te encuentres bien

    Un cálido saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Xaro La. La salud aún está muy delicada, pero bueno, tengo momentos animados...
      Espero que pronto pueda volver a escribir.
      Un abrazo.

      Eliminar

Seguidores